niño jugando post

Os ofrecemos 6 claves para aprovechar todo el potencial educativo que nos ofrece el juego con niños pequeños. (Extraído del libro de Ana Torres Jack: “Los hijos: Instrucciones de uso”)

  1. Proporciónale espacios para jugar. Habilita algún lugar de la casa donde pueda jugar libremente. Lo ideal es que sean lugares amplios, luminosos, alejados de ruidos y libres de objetos que puedan resultar peligrosos.
  2. Mantén los juguetes a su alcance. Las cestas, cajas transparentes o estantes bajos son ideales para que aprendan a organizar sus juguetes y a responsabilizarse de su mantenimiento. Puedes pegar en cada uno de ellos una foto y un cartel con el tipo de juegos que contiene: construcciones, coches, disfraces, pinturas…
  3. Selecciona con cuidado sus juguetes, procurando que sean los más apropiados para su edad, que fomenten la imaginación y respondan a sus intereses. Evita que su habitación esté abarrotada de juguetes. Retira los que ya no use o aparta temporalmente parte de ellos para hacerlos reaparecer más adelante, así renovará su interés por ellos. Por otro lado, reciclar y reutilizar es una forma perfecta de enseñarles a apreciar el valor de las cosas.
  4. Busca tiempo para que pueda jugar. Asegúrate de que, en la organización de sus rutinas diarias, le queda tiempo para jugar. Es importante dedicar más tiempo a las actividades lúdicas no estructuradas que a las actividades extraescolares o a estar delante de las pantallas.
  5. Invita a otros niños a jugar a casa. Si los juguetes son importantes, los compañeros mucho más. Así podrás observar cómo se relaciona con otros niños. Ensaya con él normas de cortesía. Pero en los momentos de interacción quédate en un segundo plano. Deberás intervenir sólo si no saben resolver sus propios conflictos.
  6. Juega con él y déjate llevar por su imaginación, pero no lo dirijas tú: a estas edades ya son capaces de llevar la iniciativa. Tan sólo ayúdale a expresar adecuadamente lo que quiere decir y a enriquecer su lenguaje.

child-145411_960_720Aunque parezca muy pequeño para los juegos de mesa puede disfrutar mucho al participar en una actividad de adultos. Además, son juegos que ofrecen muchas posibilidades para estimular la inteligencia y para introducir conceptos que pronto estará trabajando en el colegio: anterior, posterior, mayor, menor, igual… También irá aprendiendo a ganar sin herir los sentimientos de los demás y a perder sin enfadarse.

Pero no olvides que, ante todo, jugar significa diversión. Si lo conviertes en una mera herramienta didáctica… en seguida perderá su interés.

Anuncios