En Empléate de verdad hemos querido mostraros algunas de las características que presentan las personas que poseen un adecuado nivel de inteligencia emocional.

granadinas

Además de saber identificar las propias emociones y reconocer las emociones ajenas, encontramos en el perfil de estas personas, una gran capacidad para auto-motivarse. Esto, ¿qué quiere decir? Que nadie caiga en el fácil engaño de que la respuesta a esta pregunta sea tan simple como recetarse auto-instrucciones positivas del tipo “tú puedes”, “tú vales”, y demás frases motivadoras (propias de Mr. Wonderful)… Estamos hablando de personas con inteligencia emocional, cuya conducta no dependerá de la motivación extrínseca, sino que su capacidad para auto-motivarse, tiene su origen en la propia motivación intríseca (el deseo que nace de uno mismo por la satisfacción que produce la propia actividad y la consecución de logros personales, no por el reconocimiento externo).

A las personas con inteligencia emocional, no les importa posponer las recompensas, pues sus obras o actos, no se hallan centrados en los resultados inmediatos. Saben llevar a cabo sus esfuerzos, a pesar de que los resultados que buscan se demoren en el tiempo o quizá resulten inciertos. No son víctimas de sus impulsos, saben controlarse valorando todas las alternativas posibles.

Son capaces de controlar sus diferentes estados emocionales y presentan una elevada tolerancia a la frustración. Lo que significa que no se rinden, ni se irritan con facilidad, ante cualquier situación adversa donde no se vean cumplidos sus objetivos, ni sean satisfechas sus necesidades.

Además, suelen presentar un estilo de comunicación asertivo en sus relaciones interpersonales. Con lo que, entre las características del “inteligente emocional”, encontraremos un buen desarrollo de las habilidades sociales.

Estas son algunas de las características que trabajaremos en nuestro taller de inteligencia emocional. ¡Apúntate!

Taller inteligencia emocional2

Anuncios