inteligencia-musical-blog

Seguramente en más de una ocasión, hemos escuchado o incluso, empleado aquello de “es que tengo muy mal oído”,  cuando queremos disculparnos al no identificar alguna pieza musical, o tratamos torpemente de entonar una canción.

Al igual que ocurre con cualquiera de las aptitudes intelectuales, el componente genético es importante a la hora de desarrollar la inteligencia musical, pero, no serán sólo los genes quienes determinen nuestra habilidad musical. La estimulación ambiental que recibimos en los seis primeros años de vida, será un periodo clave para el desarrollo de dicha habilidad (estrechamente relacionada con el aprendizaje de idiomas).

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de inteligencia musical?

Precisamente a la habilidad para identificar sonidos y percibir sus elementos (intensidad, tono, timbre…), pudiendo distinguir un sonido entre otros que están teniendo lugar al mismo tiempo. Para Gardner, incluye habilidades para el canto, tocar un instrumento a la perfección, dirigir, componer y tener apreciación musical. Sería por tanto, no sólo la capacidad de componer e interpretar piezas en sí, sino también de escuchar y de juzgar eficazmente tanto la música como el sonido en general.

violin-blog

Una persona que desarrolla su inteligencia musical, verá favorecidas aptitudes como:

  • La capacidad de atención y concentración
  • La discriminación auditiva
  • Desarrollo de la memoria visual y auditiva
  • Desarrollo del ritmo y habilidades motrices
  • Potenciar la creatividad
  • Facilitar la expresión emocional
  • Favorecer el desarrollo del lenguaje
  • Facilitar el aprendizaje de idiomas y de las matemáticas

La música se utiliza como terapia natural en pacientes con trastornos neurológicos severos para fomentar su memoria a largo plazo, así como su capacidad de interacción social y comunicación. Pero, ¿cómo y por qué la música afecta a las respuestas físicas y psicosociales de los humanos?

Científicos del Centro Médico de la Universidad de Georgetown han dado un paso importante en la búsqueda de las bases neuronales del cerebro musical. La percepción musical podría tener su origen en las llamadas que utilizan los animales, y concretamente los primates no humanos, para comunicarse.

Muchos sonidos del lenguaje y vocalizaciones animales contienen componentes conocidos como tonos musicales complejos, que consisten en una frecuencia fundamental y armónicos más altos. Existen neuronas adaptadas a estas vibraciones, que a su vez se sitúan próximas a áreas de la corteza auditiva que se organizan por tonos.

El conocimiento de los mecanismos neurales musicales innatos en los primates no humanos, supone un hallazgo que nos va aproximando a desvelar el misterio de la comprensión de la percepción de la música por el cerebro humano.

microphone-blog

*Fuentes: Ana Torres Jack y  Revista Muy interesante

Anuncios